Mosaico Urbano

Llena cubetas: ¡No habrá agua en el 50% de la CdMx y Estado de México!

La Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), ha anunciado que durante una semana, será suspendido el servicio de agua en 13 delegaciones de la Ciudad de México y 13 municipios del Estado de México. Esto debido al mantenimiento que se le dará al Sistema Cutzamala.

Dichos trabajos comenzarán el 31 de octubre y concluirán el 4 de noviembre. Cabe destacar que se prevé que seremos 4.5 millones de chilangos, más los 3 millones 687 mexiquenses, los afectados por la falta de agua.

Calculan que el restablecimiento del servicio tomará, por lo menos, tres días, dando como resultado una semana completa ¡sin agua! Lo preocupante es que las pipas serán insuficientes para el abastecimiento de la población, por lo que nos recomiendan almacenar y reducir el consumo, pues las únicas delegaciones que no dependen del Cutzamala son Gustavo A. Madero, Xochimilco y Milpa Alta. De ahí en fuera, todas sufrirán la pérdida del suministro.

Las malas noticias no terminan aquí: desde este fin de semana comenzarán los cortes de agua debido a que se realizarán trabajos en el acueducto ramal Tláhuac, la Planta de Remoción de Fierro y Manganeso, y en el Sistema Cutzamala a partir de este jueves 20 a las 5:00 horas. Restableciendo el servicio hasta el domingo 23 a las 5:00. Las delegaciones afectadas serán Iztapalapa (qué raro), y Tláhuac; además de los municipios mexiquenses Nezahualcóyotl y La Paz.

Además de todo esto, en la planta de remoción Fierro-Manganeso también se realizarán trabajos de mantenimiento a los filtros de potabilización, así como en la subestación eléctrica desde el martes 2 de octubre a las 5:00, hasta el viernes 5.

Así que ve llenando tus cubetas, cisternas, tambos o en donde puedas almacenar agua porque la situación se pondrá complicada.

Acerca del autor

Michelle Cosme

Michelle Cosme

Escritora y adulta en proceso, amante de las letras, el cacao y el arte; colaboradora entusiasta de medios digitales y maratonista... de series.

Creadora literaria millennial, haciendo de las letras un estilo de vida; para ella la literatura y el café tienen la misma esencia.