Tláhuac celebra Día del Árbol con acciones de reforestación

  • Desde 1959, por decreto presidencial, se estableció celebrar el Día del Árbol cada 12 de julio.

El 12 de julio se celebra el Día del Árbol, una fecha que sirve para hacer conciencia sobre la importancia de esta especie en la vida del ser humano y en el entorno ecológico, además de exhortar a su cuidado y conservación.

En México, por decreto presidencial desde el año 1959 se lleva a cabo este festejo, mediante acciones de reforestación en distintas partes del país, sumado al mensaje de conservación y cuidado de los mismos.

La Jefatura Delegacional en Tláhuac, encabezada por Félix Arturo Medina Padilla, consciente de la importancia de generar acciones en materia de cuidado y conservación del medio ambiente, ha efectuado programas de reforestación en el Bosque de Tláhuac, así como en diversos parques y vialidades de la demarcación, entre ellos el parque de los Olivos, ubicado en San Juan

Conmemorando este día, se llevó a cabo una jornada de reforestación en las instalaciones del Bosque de Tláhuac, donde se sembraron 100 ejemplares de fresno y 400 de trueno, con la participación de niños, padres de familia y personal de este importante espacio ecológico.

Durante la actividad, se hizo el compromiso con los participantes de cuidar los árboles y ver cómo van creciendo, haciendo énfasis en la importancia de respetarlos y conservarlos.

Además, se efectuaron diversas actividades donde los niños pudieron conocer las características de las especies de árboles que estaban sembrando, sus cuidados y  cómo contribuyen con el medio ambiente.

Los niños pudieron dibujar y pintar el árbol de sus sueños, dejando volar su imaginación, pero también fomentando la cultura del cuidado, conocimiento y respeto al medio ambiente, su flora y fauna.

A la par, personal de la Dirección General de Servicios Urbanos, en colaboración con la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México, reforestaron parte de la avenida Tláhuac Tulyehualco, con 29 palmeras Washingtonas robusta, dando un entorno diferente a la zona.

De la misma forma, en diversos camellones que acompañan las vialidades, se han reforestado con árboles de Eugenia y “palo blanco”, lo cual le da vida a estos espacios, haciendo entornos más amigables, limpios y verdes.

En tanto en la zona conocida como Paso Conejo, en el pueblo de San Francisco Tlaltenco, se plantaron palmeras tipo abanico, mismas que dan otra imagen a la zona, destacando su gran tamaño y altura, lo cual las hace únicas.

Gran parte del territorio de Tláhuac es zona de conservación ecológica, es por ello que entre la población se ha generado una cultura del cuidado y respeto a los espacios verdes y sus especies, tanto de flora y fauna; lo que genera arraigo, historia e identidad que, a lo largo de generaciones, se han establecido.




SEDEMX, las claves para entender la Ciudad, es una marca registrada. © 2016