Realiza ALDF, a medias, simulacro por bomba

Con la participación de sólo dos diputados, de 66 que integran la VII Legislatura y sin ubicar a los evacuados en sitios seguros, la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) realizó su cuarto simulacro, en esta ocasión por amenaza de bomba en el edificio ubicado en Zócalo, en el cual los legisladores tienen su oficina.

Minutos antes de las 12:00, personal de base de la ALDF de la recepción del edificio comenzó a quitar las vallas que conforman dos filas para controlar el acceso a éste, mientras decían que el simulacro comenzaría en cuanto bajara la diputada Janet Hernández, presidenta de la Comisión de Protección Civil.

Las luces del mezzanine del edificio se apagaban y encendían por sí solas, por lo que algunos bromeaban que era parte del simulacro, mientras se oía el repique de las campanas de la Catedral Metropolitana.

A las 12:00 en punto sonó la alarma, y unos cuantos empleados comenzaron a descender de los pisos, algunos tapándose los oídos por el estruendo del sonido, mientras a las afueras del sitio habían llegado tres coches del Heroico Cuerpo de Bomberos y una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Conforme abandonaban la edificación, las personas eran dirigidas hacia Plaza de la Constitución, justo al límite con la plancha del Zócalo, entre ellos el diputado panista Gonzalo Espina.

La perredista Hernández se quedó parada frente a la carpa que el diputado de Morena Paulo César Martínez ha mantenido afuera de este edificio, dado que no se le dio oficina formal.

Luego de que llegaron los convoyes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), los últimos en arribar tras la alerta, la perredista se dirigió hacia donde estaban las personas, acompañada de Raúl Esquivel, director general del Cuerpo de Bomberos.

Los presentes observaron cómo los integrantes del Escuadrón Antibombas de la SSP entraron por el supuesto “artefacto explosivo” que se dejó en el salón Benito Juárez del edificio, lo sacaron e ingresaron al depósito que venía adherido a un vehículo de la SSP, a tan sólo unos metros de la gente desalojada.

Salvador Aguilar, director de Resguardo de la ALDF, informó que se desalojaron 248 personas, de mil 200 que suelen habitar el edificio entre diputados, personal de base y visitantes, en un lapso de tres minutos; es decir, sólo 20% de la población habitual participó en el ejercicio. El saldo fue blanco.

“Ponemos a la vanguardia a la ALDF sobre materia de prevención, quiero agradecer a la Secretaría, al ERUM, a bomberos, quiero reconocer su labor y el material que el día de hoy traen está 100% a la vanguardia… La ALDF cumple con su cuarto simulacro, vamos a estar muy al pendiente en prevención en esta ciudad”, agregó Janet Hernández.

Sin embargo, en un intento de citar las cifras de las personas desalojadas, la perredista resbaló, pues pese a que Aguilar ya las había dicho, una persona se las tuvo que ‘soplar’ al oído para que ella las dijera frente a las cámaras.

Sobre el periodo de evacuación, Raúl Esquivel consideró que el tiempo de desalojo fue prolongado, pues fue el mismo que  los bomberos hicieron de su base al lugar de la alerta.

“Esto fue un simulacro, en la cosa verídica la gente sale corriendo, le pone mayor atención, no estamos en un lugar tal cual (de resguardo), están los contenedores, viene la explosión y somos los primeros (afectados)…  El cuerpo de bomberos reaccionó en tres minutos desde su base ahí del cine sonora, en la actualidad tenemos equipos rápidos”.

El también denominado ‘Jefe Vulcano’ refirió que en un caso real se debe desalojar todo el perímetro al edificio donde se dejó el artefacto.

Además, consideró que más legisladores debieron ser partícipes de la simulación: “Claro, la prevención es lo más importante, cuando no hay prevención, estamos perdidos”.

Tras los 22 minutos que duró el ejercicio de protección civil, la organizadora se tomó fotografías con el personal del Escuadrón Antibombas.

El simulacro generó poca expectativa entre los transeúntes de Plaza de la Constitución, pues sólo volteaban a ver pero no se detenían para enterarse de éste.




SEDEMX, las claves para entender la Ciudad, es una marca registrada. © 2016