‘Tunden’ legisladores a Salgado; le exigen renuncia

Rigoberto Salgado, jefe delegacional de Tláhuac, debe renunciar por sus presuntos vínculos con el cártel liderado por Felipe de Jesús Pérez, mejor conocido como ‘El Ojos’, abatido y muerto la semana pasada en esa demarcación por elementos de la Secretaría de Marina.

Durante la sesión de la diputación permanente de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), el diputado perredista Iván Texta presentó un punto de acuerdo para pedir que en la comparecencia que previamente se aprobó de Salgado para que explicara un posible conflicto de intereses en asignación de contratos, se agregue el tema del Cártel de Tláhuac, pues debe rendir un informe sobre las acciones de seguridad que ha hecho en su administración, sobre todo lo relacionado a la prestación de servicios de transporte en bicicletas adaptadas como mototaxis.

“El operativo llevado a cabo la semana anterior por autoridades locales y federales ha ventilado la presunta participación de grupos delictivos, narcomenudistas particularmente en la financiación de la campaña del titular de la delegación de Tláhuac”, expresó el perredista.

En el punto de acuerdo solicitó que la Comisión de Gobierno analice si Salgado ha incurrido en las violaciones que señala el artículo 108 del Estatuto de Gobierno que ameritan destitución del cargo, entre ellas el incurrir en omisiones que afecten gravemente el funcionamiento de la administración pública de la capital, pues Salgado dijo desconocer de la existencia del grupo delictivo.

En la discusión del punto, en representación de Morena, el diputado Alfonso Suárez del Real se manifestó en contra, pues no encontró cabida a la petición de renuncia antes de la comparecencia, y cuando ésta se dé se pronunció porque el tema de seguridad sea tratado a puertas cerradas.

Sin embargo, José Manuel Delgadillo tomó la palabra para secundar a los del sol azteca: “Si de verdad es una persona ética y tiene conciencia y tiene la certeza de que no está vinculado con esta organización del extinto ‘El Ojos’, debe renunciar, aquí es un planteamiento de renunciar, no de remoción”.

El panista criticó a Suárez del Real por pedir que el tema de seguridad se aborde de forma privada cuando su grupo parlamentario se pronuncia siempre porque todo se haga a “puertas abiertas”.

Raúl Flores, vicecoordinador de los perredistas y presidente de éstos en la capital, ‘embarró’ a su homólogo en Morena, Martí Batres, pues por el tema de Tláhuac ha atacado al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Macera, pero no defiende a madres de jóvenes que han desaparecido en la delegación como parte de la ola de inseguridad.

En réplica, Suárez del Real dijo que ni Batres ni Andrés Manuel López Obrador, líder nacional de Morena a quien también mencionó Flores, son funcionarios públicos.

Los perredistas también pusieron en entredicho que durante la legislatura el diputado de Morena, Raymundo Pérez Vite pidió regularizar a los mototaxistas, los cuales fueron protagonistas de narcobloqueos durante el operativo implementado por la Marina, pues de los 15 mil existentes en la delegación, 10 mil se vinculan al cártel, refirió Texta con base en documentos periodísticos.

A los perredistas no sólo el PAN los secundó sino también los grupos parlamentarios de Movimiento Ciudadano y el Partido Verde.




SEDEMX, las claves para entender la Ciudad, es una marca registrada. © 2016