Exigen priistas frenar Tren Interurbano

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) derribó 446 árboles de forma irregular, y podrían ascender a 2 mil ejemplares, para las obras del Tren Interurbano, acusó el jefe delegacional de Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar, en conferencia de prensa.

Acompañado del diputado Adrián Rubalcava, el priista anunció que durante dos días realizarán una clausura ciudadana de las obras, en tanto la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no aclare cómo es que autorizó el derribo de 446 árboles a la SCT con base en un cambio de suelo, catalogado de conservación, que también debe estar autorizado por la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema).

“Solicitamos al gobierno dos cosas: que nos acrediten los trabajos con los cuales se están llevando a cabo (los derribos), que nos digan la indemnización por lo ya derribado, y el tema más importante: que suspendan los trabajos en tanto no se abran mesas de diálogo con la delegación Cuajimalpa”.

El jefe delegacional refirió que las mismas mesas de trabajo se han solicitado a la Secretaría de Obras de la Ciudad de México, encabezada por Edgar Tungüí, dado que ésta será la que elabore los trabajos en los terrenos correspondientes a la capital, sobre todo para que informe en qué serán aplicados los 480 millones de pesos que dice tener para obras de mitigación.

“Cuajimalpa trae afectación importante en temas de operación hidráulica y operaciones viales, requerimos un puente de Chamixto que tiene valor de 80 millones de pesos, la otra es un deprimido en torno a la zona de Santa Fe.

“Si el secretario de Obras del Gobierno de la Ciudad cree que arreglando un parque en Cuajimalpa o pintando escuelas va a mitigar las afectaciones de esta obra, se equivoca, exigimos que destine 350 millones de pesos para las obras mencionadas”, agregó Adrián Rubalcava.

El legislador refirió que en próximos días también subirá un punto de acuerdo para exhortar a Tungüí a que detenga las obras, y si el Gobierno Federal no aclara el esquema de autorización para el derribo de los ejemplares forestales, se presentarán las denuncias correspondientes.

Los priistas acusaron que si bien el Gobierno Federal también llegó a acuerdos para obras de mitigación en la zona agraria, con comuneros de San Lorenzo Acopilco a quienes les compraron terrenos, no se han cumplido.

“Son siete polígonos los que ellos hablan (podrían derribarse 2 mil árboles), yo sólo traigo el oficio de un polígono que eran los 440 árboles, la magnitud será mayor”, agregó Salazar.

A la propuesta de los priistas, este martes se sumó el perredista Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno, quien subirá un punto de acuerdo para que SCT y Sedema aclaren el estudio de impacto ambiental y las medidas de mitigación por la construcción del Tren Interurbano México-Toluca, en el tramo de la zona de Acopilco-La Venta-San Mateo, entre otras colonias.

Morena denunció intromisión de Rubalcava

Sin embargo, en julio de 2016, el grupo parlamentario de Morena acusó que las ventas de los terrenos de San Lorenzo Acopilco sólo se dieron entre la SCT y Gabino Sandoval, quien se dijo supuesto representante de los comuneros y fue director general de Recursos y Áreas Protegidas de Cuajimalpa, en la administración de Rubalcava.

En ese entonces, la diputada Ana Juana Ángeles Valencia denunció que la venta de los terrenos sólo estaba beneficiando a un particular,   y la construcción de la obra iba a afectar a más de 25 mil personas de dicha demarcación, a la biodiversidad y contribuiría a la escasez de agua.

La legisladora presentó a Isaac Salinas, representante legal del Frente Único de Comuneros de San Lorenzo (FUCSA), quien presentó un documento de la STC, obtenido vía transparencia, donde se destaca que Gabino Sandoval recibió la cantidad de 47 millones 149 mil 509 pesos producto de un Convenio de Transmisión de Derechos de Posesión de Terreno, suscrito el 28 de agosto de 2015, de los cuales sólo dio a los comuneros una cantidad menor.

Los morenistas también denunciaron que desde 2013, cuando comenzaron las obras de inducción del proyecto, se derribaron 2 mil árboles en el Paraje de Cruz Blanca.




SEDEMX, las claves para entender la Ciudad, es una marca registrada. © 2016