Retoma Barrales escaño en Senado

Alejandra Barrales anunció que ocupará nuevamente el escaño que abandonó en el Senado desde hace casi dos años.

Sin embargo, su regreso a la Cámara alta no significa que dejará al PRD, partido al que dirige a nivel nacional.

La perredista solicitó licencia en la Cámara alta en julio de 2015, cuando el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, la invitó a ser parte de su gabinete como Secretaria de Educación en sustitución de Mara Robles.

Durante su gestión, Barrales promovió la capacitación de maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para presentar las evaluaciones obligatorias como parte de la reforma educativa.

Al año dijo adiós a la administración mancerista, una vez que fue nombrada presidenta nacional del PRD en julio de 2016.

En el sol azteca no logró concretar una alianza con el PAN para la gubernatura del Estado de México, pese a por ambas partes estaba “cantada” y la estrategia les permitió ganar las elecciones de junio en Veracruz, Tamaulipas y Durango.

La alianza electoral no fue único el traspié, pues en días recientes tuvo que hacer frente a la desbandada que poco a poco se gestó en la bancada perredista del Senado, al sumar siete legisladores que se proclamaron independientes o externaron apoyo al líder de Morena Andrés Manuel López Obrador, como fue el caso de  Miguel Ángel Barbosa, en ese entonces coordinador de bancada.

Con las declaraciones de Barbosa, los perredistas se enfrascaron en una disyuntiva por determinar quién mantenía la dirigencia del grupo parlamentario, la cual rozó al propio Escudero, a quien Barrales acusó de entrometerse en decisiones propias del partido al insistir en que él reconocería a Barbosa como representante de esos senadores.

El pleito terminó en la suspensión de derechos políticos de Barbosa, y ante ese ambiente ríspido, Barrales regresará a la bancada perredista, aunque no se presentó en la sesión de este jueves.

“Mi determinación tiene como único propósito fortalecer al PRD e incidir en la solución de los graves problemas del país”, expresó en comunicado de prensa.

Barrales también regresa bajo cuestionamientos del porqué no agregó en su declaración patrimonial un departamento en Miami con valor de 14 millones de pesos, el cual ya aceptó poseer y no haber mencionado por falta de espacio en el documento declaratorio.

En concordancia con los estatutos del PRD, Barrales no debería estar en el Senado si mantiene la dirigencia del partido, pues el artículo 111 de éstos determina que aquellos dirigentes y secretarios del partido no podrán ejercer a la vez un cargo de elección popular, regla que el senador Raúl Morón, a quien Barrales no apoyó para ser el coordinador de la bancada, le hizo notar a Pablo Escudero.




SEDEMX, las claves para entender la Ciudad, es una marca registrada. © 2016