Diputado 67

Pide PAN sancionar a quienes hagan mal uso del 911 en la CDMX

Endurecer las sanciones a quienes hagan mal uso del número de emergencia 911 es la propuesta aprobada por el pleno del Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Gonzalo Espina.

El legislador señaló que el 911 es una herramienta para atender de forma oportuna accidentes o cuestiones imprevistas, por lo que consideró necesario implementar sanciones a quiénes hagan mal uso de ella.

“Es fundamental promover la cultura de respeto en las escuelas y reforzar estos valores en casa, de la misma forma es un reto para el Gobierno explorar los caminos para asegurar la disminución e incluso la eliminación de las llamadas de broma que afectan seriamente a la comunidad”, dijo.

En tribuna el panista manifestó que es obligación de los gobiernos a través de sus diversas Instituciones, dar respuesta urgente a los ciudadanos para garantizar la seguridad e integridad de quienes puedan estar afectados por quienes hacen llamadas falsas.

Cuando se atiende una supuesta emergencia por la llamada falsa, es probable que en otro lugar verdaderamente se requiriera del servicio de emergencia que hasta podría, salvar una vida”, expuso.

Cabe destacar que el 911 comenzó a operar en la Ciudad de México a inicios del año, número en donde los servicios de emergencia (Policía local; Cruz Roja; Bomberos; Ministerio Público; y Protección Civil) pueden ser solicitados por los capitalinos cuando así lo requieran.

“Esto no solo significa un avance en materia de seguridad y atención de emergencias, sino que muestra la coordinación que se puede lograr entre los tres órdenes de gobierno del país”, calificó.

Espina Miranda consideró de vital importancia que la Secretaría de Seguridad Pública y del Centro de Control, Comando, Comunicación, Computo y Calidad del Aire, (C5), ambos de Ciudad de México, entreguen a la Asamblea lo relativo a las llamadas falsas que se reciben en el número de emergencias 911, con objeto de realizar un análisis sobre alternativas que minimicen esta problemática.

Finalmente añadió que de estas llamadas falsas, el 90 por ciento son hechas por menores de edad y el resto por adultos.

A pesar de los esfuerzos del gobierno por tratar de reducir y crear una conciencia de responsabilidad y respeto de los ciudadanos a este tipo de instituciones, siguen siendo muy elevados los índices de llamadas de broma o falsas“.